INSTITUTE BCN
INSTITUTE BCN   /   BCN TECH   /   REVICELL

REVICELL

Sistema de radiofrecuencia y fotoestimulación

REVICELL™ lifting sin cirugía por radiofrecuencia + fotoestimulación, presenta la solución definitiva sin cirugía, gracias a la aplicación de radiofrecuencia bipolar aplicada en sinergia con fototerapia a 590 nm. Tanto en Medicina como en Cirugía estética reafirmar la piel y disminuir las arrugas para así disimular el paso del tiempo en nuestro cuerpo ha sido uno de los objetivos mas solicitados por los pacientes. Dentro de las técnicas no quirúrgicas que mayores resultados ofrecen se encuentran la radiofrecuencia y la fotoestimulación.


  INFORMACIÓN DETALLADA
 
 CERRAR
Sistema de radiofrecuencia y fotoestimulación

Sistema de liberación transdérmica

La radiofrecuencia es una radiación electromagnética que produce un aumento de temperatura (hipertermia), por conversión de energía eléctrica en calor interno, que utiliza corrientes alternas de frecuencia muy elevada. En ese rango de alternancia el cambio de positivo a negativo en el campo eléctrico causa un movimiento rotacional de las moléculas que provoca una liberación de calor y un aumento del metabolismo celular. El calor se genera en el interior del tejido, es decir, calentamos de dentro hacia fuera consiguiendo llegar a las capas profundas de la dermis sin dañar la epidermis.

El resultado de la aplicación de radiofrecuencia con el equipo REVICELL™ tensa las fibras de colágeno, estimula la actividad fibroblástica para incrementar la producción de fibras de colágeno y elastina, así como induce la producción de proteínas de choque térmico HSP 47, necesarias para la correcta estructuración del nuevo colágeno en forma de triple hélice. De este modo y potenciado con el efecto de la fototerapia, logramos combatir la flaccidez, arrugas y otros signos del envejecimiento devolviendo a la piel tersura, elasticidad y firmeza.

El tratamiento con REVICELL™ comprende de varias sesiones, normalmente entre 6 y 8 con un intervalo de 7-15 días entre sesiones y resultados visibles desde la primera sesión. Los efectos duran entre 9 y 12 meses aproximadamente, por lo que se recomienda una vez finalizado el tratamiento realizar una sesión de mantenimiento cada 3-6 meses para conservar los resultados. Cada sesión suele durar aproximadamente 20 minutos en facial y 35 minutos en tratamientos corporales, y la aplicación se realiza mediante un sencillo procedimiento.

Desde la primera sesión el paciente notará un aumento en el tensado de tejidos (efecto lifting) producida por la retracción del colágeno. A partir de la 2ª y 3ª sesión los resultados son todavía más notables con una mejoría progresiva hasta el tercer mes del último tratamiento, cuando el organismo ya ha producido y reestructurado las nuevas fibras de colágeno y elastina.
Institue BCN Documento sin título