Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Configuración Política cookies
ACEPTAR
30.05.2019 | Institute BCN
0

Cómo afrontar hematomas y edemas después de tratamientos estéticos

Algunos tratamientos médico-estéticos invasivos como fillers, mesoterapia, inyección de botox, hilos tensores, blefaroplastia, rinoplastia o liposucción, entre muchos otros, pueden causar hematomas, rojeces y edemas temporales en las zonas sometidas a estos procedimientos.

Algunos tratamientos médico-estéticos invasivos como fillers, mesoterapia, inyección de botox, hilos tensores, blefaroplastia, rinoplastia o liposucción, entre muchos otros, pueden causar hematomas, rojeces y edemas temporales en las zonas sometidas a estos procedimientos.

El hematoma, también llamado equimosis, está causado por la ruptura de pequeños vasos sanguíneos y la consiguiente extravasación de sangre hacia los tejidos cutáneos, lo que resulta en un moratón visible que puede ser todavía más evidente a causa de otros líquidos que causan inflamación. Es importante preparar la piel antes del tratamiento para prevenir su aparición o conseguir que sea lo más leve posible.

Si estas alteraciones epidérmicas aparecen después del tratamiento, hay que tener en cuenta que pueden tardar una media de 2 a 4 semanas en curarse, pero existen algunos tratamientos que hacen posible acelerar su desaparición, ayudando en el proceso natural del organismo para descongestionar, desinflamar la piel y eliminar sangrados internos extravasculares.

BCN Arni+K, una crema específica para hematomas y edemas

BCN Arni+K es una crema específica para la prevención y el tratamiento de alteraciones epidérmicas asociadas a golpes o procedimientos médico-estéticos invasivos. Su fórmula tiene propiedades antiinflamatorias, descongestivas, antiirritantes y calmantes. Contiene extracto de árnica, vitamina K óxido, aceite de semilla de girasol, extracto de raíz de garra del diablo, biosacárido, extracto de aceite esencial de manzanilla, ácido hialurónico y vitamina C. BCN Arni+K aporta los siguientes beneficios específicos:

  • Acelera la desaparición de hematomas por bloqueo de la hemosiderina.
  • Favorece la eliminación de sangrados extravasculares.
  • Asegura la correcta coagulación de la sangre.
  • Ejerce una acción descongestiva en el tejido cutáneo.
  • Calma la piel y tiene propiedades antiinflamatorias.
  • Alivia la irritación y nutre la piel.
  • Actúa contra las rojeces de origen vascular.
  • Hidrata y protege la piel.
  • Tiene propiedades antioxidantes.


Modo de empleo de BCN Arni+K

Antes del procedimiento médico-estético
Se recomienda su uso en las 2 semanas previas.
Limpiar la piel y aplicar 2 ó 3 veces al día con un suave masaje en las zonas en las que se llevará a cabo el tratamiento.

Después del procedimiento médico-estético
Limpiar la piel y aplicar 2 ó 3 veces al día con un suave masaje en las zonas que presenten hematomas, edemas y/o rojeces.

Golpes y contusiones
Para evitar la aparición de equimosis, aplicar inmediatamente después del golpe o la caída y renovar la aplicación varias veces durante el día. Si el hematoma ya se ha formado, aplicar 2 ó 3 veces al día con un suave masaje.

Capilares visibles en el rostro
Utilizar como tratamiento de base permanente.


Puedes comentarnos tu experiencia y plantear cualquier duda que tengas respecto al tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *