This website uses own and third party cookies for analysis to gather information in order to improve our services and show related advertising to your preferences, and to analyze their browsing habits. If you continue browsing, implies acceptance of installing them. The user can configure your browser can, if desired, prevent them from being installed on your hard disk, but should take into account that such action may cause navigation difficulties website. Política cookies
ACEPTAR
26.02.2021 | Institute BCN
Comentarios desactivados en Grasa localizada: qué es y cómo combatirla

Grasa localizada: qué es y cómo combatirla

La excesiva acumulación de grasa en determinadas áreas del cuerpo, que acaba resultando antiestética, no tiene tanto que ver con la cantidad de grasa que contienen los alimentos que ingerimos sino con la energía excedente que le proporcionamos a nuestro organismo.

Los adipocitos: acumulan y movilizan la grasa

La grasa de nuestros cuerpos es un medio primario de almacenamiento de energía y también actúa como aislamiento contra el frío y como tejido protector de muchos órganos. Los elementos responsables de acumular grasas cuando el aporte energético es excesivo y de movilizarlas cuando el organismo requiere energía son los adipocitos. Los adipocitos, que conforman el tejido adiposo, se encuentran (junto con fibroblastos y macrófagos) en la hipodermis o tejido subcutáneo.

El tejido adiposo blanco

Existen dos tipos de tejido adiposo: TAM o tejido adiposo marrón y TAB o tejido adiposo blanco. El TAM en humanos rodea el corazón y los grandes vasos en la etapa de la infancia y tiende a desaparecer a medida que el individuo crece. El TAB, en cambio, es el mayor almacén de lípidos incorporados mediante la ingesta diaria. El volumen del tejido adiposo blanco (TAB) depende del número de adipocitos y de su tamaño, por lo que su crecimiento puede deberse a un incremento en el número de adipocitos o a un aumento de su contenido lipídico.

Por qué acumulamos grasa en exceso

La excesiva acumulación de grasa en determinadas áreas del cuerpo, que acaba resultando antiestética, no tiene tanto que ver con la cantidad de grasa que contienen los alimentos que ingerimos sino con la energía excedente que le proporcionamos a nuestro organismo. Como hemos visto, los adipocitos se encargan tanto de almacenar grasas como de movilizarlas. Que se dé un proceso u otro dependerá de la energía que requiera nuestro organismo. Por ello es muy importante, si queremos evitar una excesiva acumulación de grasa, encontrar un equilibrio entre los diferentes factores (internos y externos) que influyen en la configuración de nuestros adipocitos: actividad física, hábitos tóxicos, hormonas, genética, edad, descanso, alimentación, etc.

Cómo combatir la grasa localizada

Un primer paso, ciertamente, es revisar nuestros hábitos de forma global (alimentación, ejercicio físico, hábitos tóxicos, etc.). Existen cientos de artículos sobre el tema con muchos consejos para actuar en esta línea. Sin embargo, una dieta y estilo de vida saludables acompañados de una rutina de actividad física regular no son garantía per se para reducir los depósitos de grasa acumulados. Puede que con esfuerzo y paciencia se consiga una disminución del porcentaje de grasa total, pero para ver algún resultado en la grasa localizada se necesitarían quemar muchas calorías.

Para ayudar en este proceso y realmente incidir de forma directa en las áreas del cuerpo donde persiste la grasa acumulada, existen diferentes tratamientos profesionales que marcan la diferencia en una estrategia para reducir y remodelar el contorno corporal.

BCN Lipid-Peptides, el tratamiento definitivo contra la grasa localizada

BCN Lipid-Peptides es un potente cóctel de activos con efecto sinérgico que consigue redefinir el contorno corporal por su efecto reductor. Utiliza una estrategia multi diana, ideal como terapia de choque sobre los depósitos de grasa localizada del contorno corporal, pliegues abdominales, parte superior de los brazos, cartucheras, muslos, glúteos, rodillas y cintura. Su novedosa fórmula contiene activos clásicos de reconocida acción lipolítica y reductora que se combinan con un innovador cóctel de péptidos para reestructurar el tejido conjuntivo y a la vez actuar sobre depósitos de grasa localizada. El resultado: una remodelación visible de la silueta corporal y una mejora en la calidad de la piel.

Componentes activos de BCN Lipid-Peptides

  • Acetil Hexapéptido-39: Este péptido tiene la doble habilidad de intervenir en el proceso de la adipogénesis y a la vez disminuir la capacidad de acumulación de grasa de los adipocitos.
  • Cafeína: Estimula el metabolismo celular que acelera la circulación. Además, tiene un efecto drenante sobre los adipocitos que activa la liberación de las grasas acumuladas en ellos facilitando su combustión.
  • Carnitina: Ayuda a trasportar los ácidos grasos hacia el interior de las mitocondrias acelerando su metabolización y así transformarlos en energía. En presencia de Carnitina, las células recurren a la grasa prioritariamente para conseguir energía.
  • Desoxicolato de sodio: Es una sal sódica del ácido biliar desoxicólico que emulsifica las grasas.
  • Fosfatidilcolina: Es un fosfolípido con efecto tensoactivo que solubiliza el contenido graso y lo convierte en una emulsión fácil de metabolizar por parte del organismo.
  • Pentapéptido-25: Promueve el desacoplamiento mitocondrial que provoca una reducción de la lipogénesis y la consecuente disminución del almacenamiento de grasa en los adipocitos.
  • Pentapéptido-52: Potencia la degradación de lípidos mediante la activación de la enzima lipasa. Además, cuando actúa en sinergia con la cafeína el efecto lipolítico aumenta y genera un fuerte efecto inductor de la lipólisis.

Gracias a esta combinación de activos, BCN Lipid-Peptides:

  1. Modula la adipogénesis para conseguir una figura más esbelta,
  2. Potencia la lipólisis para obtener un efecto drenante y
  3. Estimula la microcirculación.

El tratamiento profesional con BCN Lipid-Peptides consigue, por un lado, destruir el tejido graso que da lugar a una pérdida de volumen localizada y una remodelación del contorno corporal. Por otro lado, proporciona una mejora visible en la calidad de la piel y en el aspecto de la celulitis, si esta existiera.

Descubra más productos para el tratamiento profesional de la grasa localizada aquí.